Cuidado con el uso de las redes sociales

14.09.2018

Hoy vamos a hablar un poco sobre los riesgos de las redes sociales. Cuando comencé a usarlas, sobre todo Facebook, hace ya algunos años. Lo hice por curiosidad como muchos, para ver de qué se trataba. Reconozco que era una precursora de esto de estar conectado, recorriendo la web encontré que tenía una gran cantidad de salas de chat allá por el año 1998, sip, estas eran las primeras formas de contactarse con otros cuando surgió Internet. Siguiendo con Facebook, al principio solo tenía entre mis contactos a mis familiares y amigos, y por supuesto dedicaba un tiempo considerable a jugar a diversos jueguitos que ofrece la red social ( reconozco que todavía lo sigo haciendo). A medida que me fui involucrando en el trabajo de las redes comencé a expandir mi listado de contactos a un montón de personas que no conocía personalmente, y que fueron mostrándome cuan vulnerables podemos llegar a ser cuando no tenemos los conocimientos de cómo funcionan estas redes. En primer lugar me gustaría recordarles que todo lo que publicamos en Internet no desaparece nunca! Siempre hay alguien que puede hacer una copia de pantalla, guardar información, ver nuestras publicaciones etc. Por lo que seamos cuidadosos con la información que compartimos. Si utilizamos las redes sociales con el único fin de estar conectados con nuestros amigos y familia, debemos tener en cuenta algunas cosas:

Cuidemos nuestras configuraciones de privacidad. Es conveniente ajustar las preferencias de privacidad para que solo vean nuestras publicaciones nuestros amigos. (no público o amigos de mis amigos).

Nunca publicar teléfonos, direcciones, etc en nuestra información. Sobre todo de nuestros hogares. Muchas veces olvidamos que hemos publicado está información, y con el tiempo nos sin darnos cuenta publicamos cosas como: ¡Feliz en nuestras vacaciones! Estamos disfrutando el mar!!!! 

Al aceptar como amigo a una persona que no conocemos, observar su perfil antes de aceptarla. Ver cuánto hace que tiene la cuenta, que cantidad de amigos tiene, si tiene amigos en común, como son sus publicaciones, etc. Aunque parezca invasivo esto nos va a ayudar a prevenir desagradables sorpresas, recordemos que mucha gente utiliza la red social para fines que pueden ser diferentes de los nuestros (conseguir citas, vender compulsivamente, hacer comentarios o post desagradables, etc)

Por último, recordemos que si tenemos muchos contactos, no es conveniente publicar cuando estamos mal, la red social no es un diván de terapeuta. Y si nos mostramos vulnerables se pueden acercar personas a nosotros con el fin de aprovecharse de esta situación.